It’s Morphin Time! | Power Rangers (Reseña)

La sala está repleta, y no de niños precisamente. Hay cierta expectación palpable en el aire, atribuida al decisivo factor nostalgia, el cual influyó en gran medida en el moderado éxito actual de Power Rangers en la taquilla mundial. Cinco adolescentes con energía han reunido, una vez más tras casi 24 años, a toda una generación acompañados de sus hijos o hermanitos, para compartir en la gran pantalla de la nueva aventura de los salvadores de la tierra. ¿Pero valió la pena?

PR_10.gif

Este 2017 nos encontramos con un reinicio de los héroes que nos entretuvieron durante las tarde-noche de nuestra infancia. Con una historia de origen simple pero entretenida, Power Rangers nos introduce por enésima vez a este grupo de adolescentes que tendrán que hacer acopio de todo su valor para defender al mundo de la destrucción.

Es cierto que mis expectativas para una nueva película de los Power Rangers no eran tan altas, pues he visto la gran mayoría de las temporadas, por lo que no esperaba sorpresa alguna en parte de la trama. Por ello fue una agradable sorpresa encontrarme con un maravilloso y estimulante entretenimiento que no veía desde hace tiempo.

Estos no son los Rangers que conocía, y no por ello es algo necesariamente malo; como muchos fans han querido dejar ver. La nostalgia por los noventa fue el principal motor de promoción para una película que decide tomar otro camino a la hora de la verdad y que rinde sus frutos al final de la función. Nos topamos con cinco adolescentes que, a diferencia del original no se conocen hasta que el destino mismo hace de las suyas y se encarga de reunirlos frente a las cinco monedas de poder, y tras conocer a su mentor Zordon, son entrenados para hacer uso correcto del poder y salvar al mundo de la destrucción.

Gran parte del metraje fluye sin necesidad de meter coreografías complicadas o un excesivo CGI, salvo el final. Dean Israelite, director de la cinta, va añadiendo capas de personalidad y profundidad a los personajes que creíamos conocer y nos va contando una historia humana, sobre encontrar un lugar en el mundo y querer dejar el ego y el yo a un lado para luchar por algo que nos supera.

PR_09.gif

Gloriosa la escena en la que, tras un decepcionante entrenamiento, Jason, Billie, Kimberly, Zach y Trini cuentan qué los llevo al lugar en el que se encuentran. El rechazo, el bullying, el miedo a ser diferente, a la muerte y al no saber quién es uno se vuelven presentes en esta escena, inusual en este tipo de propuestas juveniles al ser contados con naturalidad y respeto, ajenos al tratamiento maniqueísmo de otras compañeras del género.

La química entre los actores es otro punto a destacar. Cinco son los desconocidos que prestan voz a estos adolescentes necesitados de contar una historia tan vieja como lo es el cine. Elizabeth Banks se divierte como nunca en la piel de Rita Repulsa, villana de la función y antigua Ranger Verde, asesina de los Rangers originales y quien busca desquitar su frustración juvenil en el nuevo equipo, en cuyo subtexto pudiéramos discutir si esto no es sobre Baby Boomers y Generación X vs Millennials, pero eso es tema de otro artículo.

PR_01ç5

Bebiendo de incontables referencias, homenajes y burlas a la cultura pop, Power Rangers se toma en serio a sí misma pero sabe cuáles son sus raíces y no teme hacer el ridículo. La película puede tener algunos fallos y contar con una trama de origen predecible, pero si Marvel nos ha recetado la misma trama en incontables ocasiones, no veo problema alguno en que Power Rangers lo haga.

Oye pero… ¿Qué hay con los Rangers? Es cierto que se echan en falta aspectos esenciales de la serie como lo son la secuencia de Mórfosis y la unión de los distintos Zords para crear al Megazord, así como un uso más excesivo de la pegajosa melodía conformada por el mítico Go Go Power Rangers!, usada solamente en una ocasión; pero esto es una moneda de cambio que como fan estoy dispuesto a pagar tras realizar una excelente presentación de personajes muy en la misma onda que Christopher Nolan nos presentó en el arranque de su Batman. Y quién sabe, quizá al igual que en aquella ocasión, una potencial secuela incluirá elementos mejorados que los fans echamos en falta. No por ello dicen que un tal Tommy Oliver está en el salón de castigo.

PR_07

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s